Uno de los grandes mitos sobre la lectura es que se necesita saber leer para hacerlo, pero no nos dejemos ir por lo obvio, ya que el punto de este blog es ayudar a formar niños lectores antes de que aprendan a leer.

Como padres, somos guías y facilitadores en la formación de nuestros peques, por lo que ellos se sentirán atraídos por aquello a lo que mostremos interés y les facilitemos el acceso.

niña leyendo en la cama antes de dormir

Así pasa con la lectura, los niños no necesitan siquiera saber las letras para ser considerados lectores, lo único que necesitan es tener padres que quieran leer con ellos. De esta forma los peques realizan una de las actividades más divertidas y estimulantes en compañía de su familia.

¿Por qué formar lectores que no saben leer?

Se ha demostrado que los niños lectores son más empáticos, pues son capaces de comprender las emociones ajenas (ya sea de un personaje ficticio o real) de mejor forma por lo que su acercamiento emocional es mayor.

Así mismo, los niños aficionados a la lectura mejoran la memoria y la lógica. Cuando se lee el mismo libro muchas veces (aunque sea una pesadilla para los padres) se fomenta el recuerdo a través de identificación de patrones y secuencias, haciendo que el cerebro trabaje mucho con una actividad muy sencilla.

Por lo tanto, se puede decir con certeza que la lectura es un formador de personalidad, fomenta la creatividad y la imaginación y también ayuda a crear un juicio crítico.

¿Cómo iniciar una vida lectora?

Como había comentado anteriormente, no se necesita saber leer, sólo un poco de creatividad e imaginación. A diferencia de lo que se piensa normalmente, los libros son prescindibles, lo importante es la narrativa. De esta forma podemos contar historias con libros sin palabras, se pueden usar títeres o inventar tonadas para hacer canciones divertidas.

Una de las ventajas de que los niños no sepan leer es que puedes cambiar el final (o toda) la historia sin que ellos se den cuenta, haciendo que un cuento se convierta en miles.

Grupo de niñas leyendo. usando la imaginación mientras leen

 

No hay mejor noche que hoy para ponerse su pijama Lit Your Dreams para empezar a brillar y sacar un libro, sentarse en la cama con una linterna y echar a volar  la imaginación.