Seguramente a esta altura de la crianza, has leído en más de una ocasión que es importante que juegues con tus hijos y el día de vamos a escribir sobre los motivos de la importancia del juego en el desarrollo de tus hijos.

Primero , hay que entender que el juego para los niños es más que un juego, es una realidad, es la forma en la que ellos pueden representar lo que significa una cosa en su vida. con lo anterior quiero decir que si ellos juegan a ser carpinteros, ellos están sintiéndose carpinteros, si ellos juegan a ser papás, es porque están imitando las acciones, formas y valores que ellos han interpretado de lo que es ser padre, de esta manera, ellos transmiten o reflejan aquello que tú como papá les has transmitido con esa imagen. De esta forma, el juego se transforma en una representación de la realidad, lo que les permite tomar papeles diversos y entender el mundo que los rodea de una mejor manera, para con ello, integrar los valores, conceptos y poner en práctica todo aquello que requiere para desenvolverse en el mundo correctamente.

niño jugando en el jardín

Cómo es que el juego ayuda en el desarrollo de tu peque

  • El mundo se hace más grande: Darle la posibilidad de un niño se de alguien más es abrir sus horizontes, es dejarle ver que las posibilidades son infinitas. Puede ser un astronauta, un bombero, etc, sin necesidad de perder el tiempo, de entrenamientos ni nada, sólo es necesario echar a andar la imaginación.
  • La práctica hace al maestro: Tal como lograste hacerte un experto en aquello que te apasiona, la práctica para un niño es indispensable para dominar las habilidades requeridas para hacer lo que más le guste. De esta manera el niño tiene la oportunidad de practicar la forma de usar aquello que quiere, ya sea sus herramientas para hacerse un hábil mecánico o carpintero; puede utilizar sus pinceles para convertirse en el nuevo Picasso o poner en práctica esos nuevos movimientos que aprendió en karate para volverse Bruce Lee.
  • Desarrolla la creatividad: Una de las partes más importantes de jugo es la imaginación, es la posibilidad de desarrollar nuevos escenarios, lo que implica que debe de tener una gran creatividad para imaginar escenarios nuevos y formas diferentes para interactuar con lo que tiene a la mano para seguir jugando.
  • El movimiento es aprendizaje: Los niños, especialmente los pequeños, necesitan moverse para aprender. El desarrollo sensoriomotriz es posible a través del dominio del espacio, el cuál sólo puede lograrse a través del dominio del movimiento del cuerpo, es decir, de aprender a controlar todo su cuerpo. Posteriormente, gracias al desplazamiento, los peques pueden ir descubriendo nuevas áreas y nuevos objetos, ampliando su conocimiento del mundo que los rodea.
  • El orden de las cosas: A través del juego, los peques pueden aprender la secuencia de las rutinas: El médico entra a la habitación, saluda, pregunta cuales son los síntomas, el papá o mamá responde, el médico revisa al paciente, primero revisa la cabeza, después el pecho, luego da su diagnóstico y da una receta. El juego es la manera en que el peque aprenden el orden en que se realizan las cosas sin temor a equivocarse.

papá/mamá jugando con bloques con su peque

Como vimos en los puntos anteriores, jugar con tu peque no sólo es divertido, sino que es necesario para estimular su desarrollo y su cerebro.

¿Cuál es el juego favorito de tu peque?